Los beneficios de los recursos naturales deberían ser open data

Traducción libre del original en el blog de okfn por Jonathan Gray

¿Quién paga lo que los recursos naturales de un país determinado?

La explotación de los recursos naturales mueve miles de millones de dólares que se intercambian por el acceso a las reservas de petróleo, gas y minerales cada año. Eso implica un enorme potencial para la corrupción, los conflictos, la injusticia y la destrucción del medio ambiente.

Creemos que la información sobre ingresos de los recursos naturales debe ser publicada como open data, de modo que los ciudadanos puedan utilizarlo para que los políticos y los gobiernos puedan dar cuenta de cómo se utilizan y explotan los activos públicos .

Round Mountain gold mine, aerial photo, 2008 Round Mountain Gold Mine from Wikimedia Commons. CC-BY.

Compromisos recientes y los cambios legales

Ha habido mucho movimiento sobre estos temas   recientemente, en parte como resultado de las discusiones y compromisos en la cumbre del G8 en junio.

Los países del G8 han acordado trabajar en conjunto con los países en desarrollo para implementar la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI), un estándar internacional que tiene como objetivo lograr una mayor transparencia en los ingresos de los recursos naturales.

La Unión Europea se encuentra en el proceso de modificación de la Directiva de Transparencia 2004 para las sociedades cotizadas, para exigir a las empresas de petróleo, gas, minerales y de explotación forestal a revelar los pagos superiores a € 100 000 a los gobiernos nacionales para cada proyecto que desarrollan. Esto se hace eco de las disposiciones de 2010 Dodd-Frank de Obama, que requieren la divulgación de los pagos relacionados con las licencias para la exploración y extracción de petróleo, gas y minerales.

¿Estos desarrollos legislativos resultarán en bases de datos abiertas de alta calidad sobre los ingresos por recursos naturales?

Esperamos que estos compromisos y los cambios legales relacionados con la Carta de datos abiertos del G-8, resulten en la publicación completa de los ingresos provenientes de recursos naturales en bases de datos públicas de lectura automatizable y con licencia abierta.

Otras numerosas iniciativas de transparencia bien intencionadas en el pasado han dado lugar a la publicación de cientos de hojas dispersas y con diferentes e incompatibles formatos, imágenes escaneadas o intrincados archivos PDF  – que puede hacer que sea muy difícil trazar los movimientos de dinero.

Por ejemplo periodistas del Financial Times que buscan en los fondos estructurales europeos, tuvieron que reconstruir la información de alrededor de 600 documentos en más de 100 sitios web de transparencia en 21 idiomas. Esperamos que no espere la misma suerte a periodistas y activistas que deseen obtener una imagen coherente de los ingresos provenientes de los recursos naturales.

Mientras que la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas tiene una impresionante cantidad de $ 1 billón de dólares de ingresos en más de 20 países todavía hay lagunas, omisiones y muchas posibilidades de mejora. Por ejemplo, hay varias fuentes de ingresos que la EITI no exige que se revelen, como los pagos adicionales o los establecidos en los contratos individuales o en los “bonos a la firma”, que pueden ser decenas o cientos de millones de dólares.

Parte del equipo de la Schoolofdata de la  Open Knowledge Foundation han analizado los datos de la EITI y han comentado que es difícil hacer comparaciones significativas entre años o entre los países debido a la falta de estandarización de la información que se publica.

Esperamos que esto sea algo que los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil estén evaluando en relación con sus compromisos y su participación en el Open Government Partnership Summit en Londres este mes de octubre.

¿Por qué es importante?

La divulgación efectiva de la información sobre ingresos de los recursos naturales es sólo el comienzo de un largo proceso de compromiso y cambio. Queremos que las organizaciones de la sociedad civil, periodistas y ciudadanos sean capaces de utilizar los datos abiertos sobre ingresos de los recursos para mejorar la cobertura y el lanzamiento de campañas – y en última instancia para tomar decisiones en torno a los recursos naturales, de forma más justa, más democrática y más responsable.

Muchos grupos impulsores de campañas y las organizaciones internacionales han comentado que unos ingresos justos por los recursos naturales podrían tener un impacto significativo en el desarrollo, lo que lleva a más escuelas, más hospitales, o mejores infraestructuras públicas.

Creo que también es importante destacar que, si bien muchos gobiernos y organizaciones se centran en hacer que los ingresos de los recursos naturales sean más justos y transparentes (y por lo tanto – de facto – más aceptables para los ciudadanos y accionistas), la transparencia en este ámbito no se trata simplemente de transacciones de recursos naturales. La transparencia facilita una mejor opinión de los ciudadanos más felices acerca de las empresas que realizan estas actividades en su tierra, ya que reciben una parte más justa del pastel. Una preocupación obvia es que algunas de las materias que se extraen de la tierra – los combustibles fósiles como el petróleo y el gas – son justamente los mismos que tenemos que dejar de quemar si queremos evitar un cambio climático peligroso.

Baste decir que los ciudadanos, las organizaciones de la sociedad civil y los periodistas tendrán muchos puntos de vista diferentes acerca de lo que debe hacerse. Pero cualquiera que sea su punto de vista, pensamos que la publicación de información detallada sobre los ingresos existentes como open data es un paso esencial para que los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil puedan hacer más eficaces las campañas por estar basadas ​​en la evidencia en torno a una cuestión, que afecta y seguirá afectando a miles de millones de personas en todo el mundo.